Blog con el ideal de ofrecer información de base (atemporal) sobre tres temáticas claves: 1) el imparable crecimiento de las energías renovables como único camino posible hacia un sistema energético sostenible 2) el ahorro y la eficiencia como parte fundamental de ese camino 3) la dificultad cada vez más actual del cambio climatico y del pico del petróleo o seguridad energética.

sábado, 10 de mayo de 2014

LA VERDADERA CRISIS ESTÁ POR LLEGAR


Que habría dicho uno de nuestros antepasados al ver esos bulevares iluminados con un brillo comparable al del sol, esos miles de vehículos que circulaban sin hacer ruido por el sordo asfalto de las calles, esas tiendas ricas como palacios donde la luz de esparcía en blancas irradiaciones, esas vías de comunicaciones amplias como plazas, esas plazas vastas como llanuras, esos hoteles inmensos donde alojaban veinte mil viajeros, esos viaductos tan ligeros; esas largas galerías elegantes, esos puentes que cruzaban de una calle a otra, y en fin, esos trenes refulgentes que parecían atravesar el aíre a velocidad fantástica.

Se habría sorprendido mucho, sin duda; pero los hombres de 1960 ya no admiraban estas maravillas; las disfrutaban tranquilamente, sin por ello ser más felices, pues su talante apresurado, su marcha ansiosa, su ímpetu americano, ponían de manifiesto que el demonio del dinero los empujaba sin descanso y sin piedad.

Julio Verne en 1863, Paris en el siglo XX






Si hiciéramos un recorrido histórico, contaríamos muchísimas veces, las épocas y países, donde ha habido un abuso y atropello por parte del entorno bancario y financiero, que ha supuesto enorme pérdidas en quienes confiaban sus ahorros en el sistema monetario establecido (dejando al margen las pérdidas de quienes libremente juegan su dinero en los mercados bursátiles).

En nuestro país este tipo de acontecimientos parecen algo bastante recientes, con el máximo exponente en la “prostitución” de los ideales de una Caja de Ahorros llamada originalmente Montes de Piedad, fundada hace más de 300 años por un sacerdote aragonés. Aunque las preferentes ha sido cosa de muchos bancos y cajas, éste ha sido el caso más cuantioso de todos.

¿Me deja usted su dinero, en nuestro proyecto de banca ética, que va a invertir en una asociación de padres de niños con esclerosis múltiple, a pesar de que usted haya visto como Caja Madrid haya timado a miles y miles de ahorradores mediante las llamadas participaciones preferentes, que contenía esa cláusula de año de vencimiento de 9999, cuando nadie les dijo “Sepa usted eso” en prácticamente ningún caso? Si a ti te dicen ese número de 9999, sales espantado de la sucursal. Según cuentan muchos afectados, todo fue justo al contrario: “Usted no se preocupe de nada Doña Maripili”.

Todos recordamos lo que ocurrió hace apenas una década (en 2001) en Argentina. Supongo que muchos pensamos por aquel entonces, que el corralito nunca sería una medida “exportable” para el resto del mundo. No son exactamente lo mismo (sobre todo por el número de afectados, mucho mayor en Argentina), pero para aquellos que han pagado el pato, si sienten exactamente lo mismo: Les han robado sus ahorros.




En cualquier caso, el corralito en Argentina y las preferentes en España, son solo dos versiones minimalistas, de “un robo de Estado” y un “robo de la banca”. Todo esto es solamente la punta del Iceberg.

Llegó la crisis mundial en el 2008, y hace un año pudimos observar con asombro, esta particular imagen mostrada abajo, cuando la Unión Europea “ofrecía” a los chipriotas que tenían depositados más de 100.000 en bancos, una quita del 10% (hablemos claro, un robo del 10%) en medio de un necesario corralito para ejecutar dicho procedimiento.

No me lo podía creer (y no me refiero a la excavadora) porque se estaba gestando una iniciativa no ya desde las filas de Goldman Sachs (o quizás si, vaya usted a saber), sino que directamente la misma Unión Europea estaba empezando a promover una quita (lo que era una línea roja), y a la que tuvieron que dar marcha atrás rápidamente, puesto que al más que probable pánico chipriota (todos sacando su dinero de los bancos), seguramente hubiera desembocado en un altamente contagioso pánico bancario en toda Europa.


Un chipriota acude a la sucursal de su banco en una excavadora

Mientras tanto en nuestro país, uno puede recibir este tipo de publicidad que no será delito, pero que es éticamente reprobable, y que nos retrae al concepto de usura. Ya ni siquiera se recurre a una “compañía disfraz” del tipo COFIDIS



Esto es claramente usura, ya que los intereses hoy en día son mucho más bajos. Dejando aparte este tipo de lindezas (lo cual no deja de ser muy poca cuantía en su negocio), en 2012 los bancos europeos recibieron 500.000 millones de euros al 1% de interés desde el Banco Central Europeo, que en buena medida lo dedicaron al negocio completamente seguro y rentable de comprar deuda del Estado al 4% o 5%, mientras que las PYMES llevan cinco años de sequía absoluta en el crédito (esas que dicen que crean el 80% del trabajo).

¿No sería mejor y más lógico que el BCE diera directamente dinero a los Estados, como decía hace dos años, un profesor de economía amigo mío? O mejor aún, ¿por qué no dar directamente el dinero desde el BCE a las PYMES, como defiende el economista José Carlos Díez?






¿SABES LO QUE ES EL DINERO?

Existe demasiada inmundicia en el ámbito del concepto dinero, y muy poco conocimiento de base. Por ejemplo, si preguntas por ahí, creo que poca gente sabrá darte una definición correcta de qué es una “moneda fiduciaria”. Para aquellos que desconozcan la respuesta anterior, difícilmente podrán saber también, que hoy en día todas las economías avanzadas usan “moneda fiduciaria”. Igualmente muy poca gente sabe que la FED (el organismo que crea todos los dólares físicos y virtuales del mundo desde 1913) es un banco privado.




Se nos olvida que esta crisis empezó en los EE.UU., y se expandió por todo el mundo debido a que toda la economía estaba y está muy entrelazada, y que estuvimos a muy poco del colapso financiero mundial, cuando empezaron a caer grandes bancos con más de 300 años de historia, como resultado de unos pocos años de gestión irresponsable y avariciosa sin límites. De haber sucedido la hecatombe, en ello no hubiera tenido nada que ver nuestro pecado de nuestra propia burbuja inmobiliaria, que la que tanto se nos recuerda y tanto se nos culpa. Comparativamente un colapso financiero mundial es un tsunami de 30 metros, respecto a nuestro oleaje de 1 o 2 metros.

También se nos ha olvidado aquellas bonitas palabras del presidente francés Sarkozy “vamos a refundar el capitalismo”, y que han quedado en un canto al Sol.

Y se nos olvida que la deuda estadounidense sigue sin resolverse (y sigue creciendo hacia la exponencial, ya por encima del 107% del PIB), y por tanto inevitablemente algún día se perderá la confianza en el dólar, lo que creará una crisis mucho peor que la actual. Nuevamente el origen estará en los EE.UU., aunque cada país sufrirá más o menos según su propia deuda.

En el caso de nuestro país, la deuda ha sufrido un igual incremento continuo e imperturbable hasta el 100% del PIB, con independencia del signo político, desde que comenzó de la crisis (véase abajo la temible línea recta), y además ha sido consagrada a ser la prioridad absoluta, con un cambio de nuestra Constitución, de la que hasta entonces se decía intocable.



http://democraciaparticipativa.net/economia-society/perspectiva-economica-solana/7127-pronostico-economico-para-estados-unidos-2014-2015.html

http://economia.elpais.com/economia/2013/09/30/actualidad/1380528909_672509.html

http://eduardogarzon.net/esquema-de-la-deuda-espanola-quien-ha-vivido-por-encima-de-sus-posibilidades/


Otro peligro latente al hablar de nuestro país, es el llamado Fondo de Garantía de Depósitos Español, que está tan vacío como una piscina en mitad del Sahara, y se prevé que tardará muchísimos años en volver a llegar a su nivel correcto de 8000 millones. Este es un hecho que preocupa a Bruselas.


http://economia.elpais.com/economia/2014/04/19/actualidad/1397920560_458143.html

Hablar de la posibilidad de pérdida de una pequeña o gran parte de los ahorros, es un tema tabú. Todo el que se aventure a plantear sobre la mesa dicha hipótesis, será un agorero sin remedio. Pero si se habla de dicha hipótesis, es en referencia a un posible “colapso financiero mundial”, idea que actualmente coge fuerza.

Cumplida la premisa (que es lo que nos interesa analizar aquí), el argumento condicional ya no es descabellado, puesto que en todo el mundo la banca financiera y la banca tradicional están sumamente entrelazadas. Si estuvieran bien separadas, entonces no habría tanto que temer. Nuevamente volvemos a olvidarnos que esto mismo, fue una de las características del crack bursátil de 1929, y motivo para que desembocase en la gran depresión.



Siempre que alguien dice esas palabras proscritas de “colapso financiero”, surge la consecuente calificación de “afirmación apocalíptica y sensacionalista”. Últimamente hay bastantes noticias económicas, que muestran la firme creencia de que estamos ante un grave peligro o riesgo. Pero en cualquier caso, da igual como lo quieras contar. En el ambiente actual, parece siquiera estar prohibido gritar ¡fuego!

Si alguien contrata un seguro antiincendios, lo hace con el firme propósito de pagarlo puntualmente cada año, pero de no cobrarlo nunca. Ahora bien, si vives en una casa en el monte, y ves que se acerca un fuego por una ladera más baja del mismo, sería estúpido no coger una pequeña motosierra (que compraste una vez y guardaste en el trastero), y empezar a cortar los árboles plantados a lado de tu casa para intentar minimizar los daños, por mucho que fuiste tú quien plantó estos frutales, y los cuidó con mimo durante años. Y si tus vecinos te ven, y te lo piden, harás lo mismo para ellos.








TRES CARACTERISTICAS PARA ESTAR ALERTA

Como hoja de ruta para la realización del documental Overdose, el director Marting Borgs se basó en el libro "Una Tormenta Perfecta" de Johan Norberg, quien se lo había dedicado a su hijo pequeño con estas palabras: "Alexander, al mirar hacia atrás verás a este momento presente como los buenos tiempos."



La primera característica ante la posibilidad de un colapso, es quizás algo en lo que todo el mundo esté de acuerdo: en la economía todo “puede” suceder muy rápidamente (por ejemplo meses, semanas, o incluso días), y digo “puede” porque hay otras cosas para las que no existe, tal posibilidad intrínseca de un rápido deterioro. Una casa recién construida (suponiendo que esta bien calculada), no puede derrumbarse en el intervalo de un año. Las acciones de Caja Madrid no tardaron ni seis meses.




Dimitri Orlov es uno de esos personajes que deja muy poco margen a la esperanza, y siempre habla del futuro colapso sin morderse la lengua.

Las civilizaciones se colapsan –este es uno de los hechos más conocidos de ellas- pero como cualquiera que haya leído El declive y la caída del Imperio Romano te dirá, el proceso puede llevar siglos.

Lo que tiende a colapsarse de repente es la economía. Las economías, también, se sabe que se colapsan, y lo hacen muchísimo más rápido que las civilizaciones. Una economía no se colapsa en un agujero negro del que ninguna luz escapa. En vez de eso, otra cosa ocurre: la sociedad comienza a reconfigurarse espontáneamente, se establecen nuevas relaciones, evolucionan nuevas reglas, para encontrar un punto de equilibrio en una tasa de gasto menor de recursos.

https://docs.google.com/document/d/1dMfaNI4Dnx81i9K48KGVUKWkIV2UDRcNIsSelPAenYQ/edit?hl=en


En su artículo más conocido “Las cinco etapas del colapso” describe el futuro colapso (ya no solo financiero) y aplicándolo a los EE.UU. en base a su conocimiento in situ del colapso económico que ya tuvo la Unión Soviética, gracias a que pudo estar presente en aquel momento, y a no tener ninguna dificultad en el idioma. Todo es bastante aplicable a España, salvo por lo de las guerras:

Cada nivel de gobierno, desde los municipios y autoridades locales, que necesitan los mercados financieros para financiar sus obras públicas y servicios públicos, hasta el gobierno federal, que se basa en la inversión extranjera para financiar sus guerras sin fin, es adicto a la deuda pública. Ellos saben que no pueden dejar de endeudarse, por lo que van a hacer todo lo posible para mantener el juego durante el mayor tiempo posible. La única cosa que el gobierno actualmente parece estar en condiciones de hacer es extender más crédito a los que tienen problemas, mediante el establecimiento de las tasas de interés muy por debajo de la inflación, al aceptar trozos de papel sin valor como garantía y por inyectar dinero en las instituciones financieras insolventes. Esto tiene el efecto de diluir el dólar, debilitando aún más su valor, y, en su momento, dará lugar a la hiperinflación, que es bastante malo en cualquier economía, pero es especialmente grave en una dominada por las importaciones. A medida que las importaciones se evaporan y los componentes asociados de la economía terminan cerrando, se pasa a la segunda etapa: el colapso comercial.

http://argentinosunidoscontraelcolapso.blogspot.com.es/2011/08/las-cinco-etapas-del-colapso.html




La segunda característica para temer un colapso financiero mundial, es la gran bola de nieve que hoy en día conforma virtualmente, la mayor parte de todas las economías del mundo, bajo el nombre de derivados financieros. Voy a exponer dos extractos de dos noticias:

La llegada del "momento Minsky" y la gran burbuja de derivados

El momento Minsky, es el momento en el cual comienza a desplomarse el gigantesco esquema ponzi levantado en el período de la euforia (1980-2007), que se desploma como un alud generando una reacción en cadena de impagos. Es un período de enorme inestabilidad provocado justamente por un largo período de estabilidad aparente en el cual todos los que se creyeron el cuento se arriesgaron más de la cuenta en la toma de riesgos crediticios. Minsky sugirió tres tipos de deudores, cada vez más riesgosos: tipo 1: el deudor completamente cubierto que puede satisfacer todos los pagos de la deuda con sus flujos en efectivo; tipo 2: el deudor especulativo, que podrá cumplir con el pago de los intereses pero sin amortizar nada del principal; y tipo 3: el deudor ponzi, que ante cualquier caída no podrá pagar ni siquiera los intereses dado que se basa por completo en el aumento de los precios de los activos para seguir refinanciando la deuda.

Para profundizar un poco en el tema, gran parte de esta especulación se realiza vía derivados. El mercado de los derivados se encuentra actualmente en 600 billones de dólares (US$600.000.000.000.000), es decir, diez veces más que todo el PIB mundial, que fue de 58 billones de dólares el año 2009. En los derivados está el gran casino financiero y en él se apuesta diez veces más que todo lo que se produce en el mundo. Este mercado depende de las tasas de interés, y del precio de los activos. Con tasas de interés bajas como las que tenemos ahora (en torno al 0%), y con una caída brutal en el precio de los activos, basta un pequeño movimiento para que hasta los deudores tipo 1 se vean en serias dificultades para cumplir sus pagos. Y, como bien dice Onésimo “no hay que ser un genio financiero para ver que los números no calzan”. Es así de simple: estamos sobre un volcán a punto de erupcionar.



Dos infografías muestran de forma intuitiva que la deuda americana es enorme, pero que todavía lo es mucho más, el volumen de los derivados financieros.


http://demonocracy.info/infographics/usa/us_debt/us_debt.html


http://demonocracy.info/infographics/usa/derivatives/bank_exposure.html


Y aquí un segundo artículo que nuevamente “desnuda” el enorme problema de los derivados financieros.

Grandes bancos y derivados. Por qué otra crisis financiera es inevitable.

Los escándalos financieros de hoy de día son meros actos secundarios

Por tanto, el mayor riesgo al que nos enfrentamos no son las historias de las malas conductas repetidas por los bancos que todavía están en los medios, tales como:
• El comercio yendo mal: la pérdida de JP Morgan de 6 millones de dólares en las actividades comerciales de los cuales el director general Jamie Dimon era felizmente ignorante.
• La fijación de precios a la tasa LIBOR. "Muchos de los bancos más grandes, están ahora acusados de manipular la tasa de interés de referencia más popular del mundo, la tasa interbancaria de Londres (LIBOR).
• Abusos de ejecución hipotecaria.
• El lavado de dinero: Acusaciones de actividades bancarias clandestinas ilegales también están proliferando. Los grandes bancos globales han sido acusados por los funcionarios del gobierno EE.UU. de ayudar a narcotraficantes mexicanos para lavar dinero (HSBC), y de canalizar dinero a Irán (Standard Chartered).
• La evasión de impuestos: Dos bancos suizos estuvieron involucrado en ello desde su base en Suiza. En 2009, UBS ayudó a 20.000 contribuyentes estadounidenses con activos de unos 20 mil millones a esconder sus identidades del IRS. Ahora, el banco suizo más antiguo, Wegelin & Co. ha sido acusado de cargos criminales por ayudar a los contribuyentes estadounidenses a evitar los impuestos sobre por lo menos 1200 millones de dólares durante casi diez años.
• Inducir a error a los clientes en acciones sin valor: Sólo después de la crisis financiera de 2008, las personas aprendieron que los bancos han engañado sistemáticamente a los clientes vendiéndoles títulos que sabían que era basura, e incluso, en algunos casos, haciéndolo sin su conocimiento para sacar provecho de su ignorancia.

La historia más terrorífica del mundo: La negociación de derivados

Por malo que sean estos escándalos, y gigantesca la cantidad de dinero involucrado en ellos, desde un punto de vista normal, son meros parpadeos en la pantalla del radar, en comparación con un riesgo que todavía nos está mirando fijamente a la cara: la falta de transparencia en el comercio de derivados, que ahora asciende a un montante de más de 700 billones de dólares. Esto es más de diez veces el tamaño de toda la economía mundial. Increíblemente aun tenemos muy poca información sobre ello, o sus implicaciones en la solidez financiera de cualquiera de los grandes bancos. Además, el mercado de derivados es cada vez mayor. "El valor total hipotético, así como el valor aparente del mercado mundial de derivados, cuando la burbuja inmobiliaria apareció en el año 2007, se situó en torno a 500 billones de dólares ... El excesivo mercado de derivados extrabursátiles, por sí solo había crecido a un valor nominal de al menos 648.000.000.000.000 $ a finales de 2011 ... el mercado es probable que se acerque a 707 billones de dólares y tal vez más ", escribe el analista Jenny Walsh en El Barco de papel.





La tercera característica que queremos señalar aquí, es una noticia aparentemente sin importancia. El 16 de Enero de 2013, Alemania decidió repatriar 674 toneladas de oro desde Francia y desde la FED, en base a intentar disipar ciertas sospechas sobre la posible contabilización fraudulenta de esta última, y para mejorar la confianza en la economía alemana. Hasta ahí, todo es medianamente normal. Cada país debe tener su plena soberanía en dicho activo. El problema es como está transcurriendo esta historia:

Alemania ha recuperado unas míseras 5 toneladas de oro de la FED de Nueva York después de un año

El 24 de diciembre, publicamos una actualización sobre el proceso de repatriación de oro de Alemania: un año después de que el Bundesbank anunciara su sorprendente decisión, impulsada por revelaciones de ZeroHedge, de repatriar 674 toneladas de oro de la Reserva Federal de Nueva York y el Banco Central francés, solo se había logrado transferir unas míseras 37 toneladas. Esta cantidad representa tan sólo el 5 % del objetivo establecido, y muy por debajo de las 84 toneladas que el Bundesbank necesitaría transportar cada año, para recoger paulatinamente las 674 toneladas durante el intervalo de 8 años entre 2013 y 2020.

El descubrimiento de estos números enojó con prontitud a los alemanes, y ha motivado que surjan numerosas denuncias sobre la razón del por qué la transferencia esté llevando tanto tiempo, como que el oro simplemente no está en la posesión de los custodios en alta mar, tras haber sido prestado, o peor aún, vendido sin ningún anuncio formal o informal. Sin embargo, no ayuda en nada en acallar a los "teóricos de la conspiración" la actualización de la edición de hoy del Die Welt, en la que nos enteramos de que sólo unas míseras 5 toneladas de oro fueron enviados desde la Fed de Nueva York. El resto procedía de París.


Los llamados “Bullion Banks”, o bancos de “metales preciosos”, son bancos que se dedican a la venta de oro con intención de comprarlo posteriormente a un precio más barato. Un documental incluido al final de este artículo, acusa a la FED de ser fuente de préstamos de oro a “Bullion Banks”, y de hacerlo sin reflejar en su contabilidad la disminución del stock. Si esto fuera cierto, estaríamos ante un enorme fraude, de consecuencias imprevisibles a nivel mundial. De ahí por qué la noticia anterior, levante sospechas en esa dirección.



Hay más fuentes que certifican el hecho de las escasas 5 toneladas repatriadas por la FED, lo cual es altamente sospechoso. En cualquier caso, las interpretaciones de este hecho se las dejo a usted, y solo el tiempo nos confirmará si ha habido o no un gran fraude, y como va a finalizar esta historia.

http://www.globalresearch.ca/u-s-dollar-collapse-where-is-germanys-gold/5321894

http://www.ingoldwetrust.ch/bundesbank-changes-gold-repatriation-schedule




Como ya es costumbre en este blog se ha elaborado un video sobre esta terrible amenaza descrita (aunque las amenazas no siempre se cumplen), mediante un resumen muy trabajado, de tres buenos documentales (en uno de ellos me he dedicado a hacer todo el subtitulado inexistente: un mes de trabajo) bajo el sugerente título de “CASANDRA El fin del dinero”.


Éstas son quizás las mejores frases-resumen incluidas en este video, que he extraído como “aviso a navegantes”:

El 15 de agosto 1971 permanecerá como un hito en la historia económica para muchas, muchas generaciones. De hecho, durante cientos de años, la gente estudiará ese día.

Todos los problemas que vemos hoy en el sistema monetario son el resultado directo de la decisión tomada el 15 de agosto de 1971 de abandonar la conexión fija al oro. El oro exigía disciplina en el gasto público. Desde que se abandonó el patrón oro, sólo hemos tenido estímulos permanentes. Sean tiempos buenos o malos, siempre hay déficit.

"Moneda fiduciaria" es una moneda que se basa en nada excepto en lo que el Gobierno promete. "Fiduciario" proviene del latín y significa que es una moneda distribuida por la fuerza. Si la gente tiene confianza en esa moneda y si hay fuerza suficiente del gobierno, esa moneda circula por un tiempo hasta que las personas pierden la confianza en él.

Si usted pide un dólar prestado y éste es el único existente en el planeta pero usted promete pagar ese dólar más otro como interés ¿de dónde viene el segundo dólar? La respuesta es: tenemos que pedir prestado. Es un esquema de pirámide, porque nunca se puede pagar. Nos exige que nos endeudemos cada vez más.

Si demasiadas cosas pueden salir mal, probablemente algunas lo harán. La pregunta es que aguja hará estallar esta gran burbuja. ¿Serán las nuevas pérdidas crediticias, con bancos que asumen más riesgos sabiendo que el gobierno los considera demasiado grandes para caer? ¿O la bolsa en caída libre con tasas de interés creciente mientras los esteroides ya no surten efecto? ¿Será el sobrecalentamiento de la economía China? ¿O será un colapso de confianza en el dólar?




Pérdida de confianza en el dólar:

Si perdemos la confianza de nuestros prestamistas extranjeros, y no debemos ocurrir que esto suceda, pero si eso ocurriera, entonces habría una rápida declinación en el dólar, un dramático aumento en las tasas de interés, alimentando significativamente la inflación, una muy profunda recesión, y posiblemente depresión, que se sentirá en todo el mundo. No debemos permitir que eso ocurra.

Puede ser una simple subasta del Tesoro que vaya mal por falta de compradores, causando un aumento repentino en las tasas de interés. Entonces los grandes tiburones, los grandes fondos de cobertura reaccionarán con la venta de dólares. De repente, los bancos centrales extranjeros comienzan a vender dólares para escapar, y cuando esto sucede, se acabó.

... los bancos centrales occidentales han tenido que vender, o prestar su oro. Pero como la venta de oro rara vez sale de sus arcas nadie sabe a ciencia cierta si están vendiendo o prestando más oro del que físicamente tienen. Si esto es cierto, esto podría ser uno de los mayores fraudes de la historia. Un fraude colosal no perpetrada por individuos sino por los gobiernos enteros.

Es una relación muy incestuosa entre la prensa las grandes empresas, y los políticos. Y, por desgracia, estas cosas no se corrigen hasta reventar. Madoff estalló. Murdoch estalló. El mercado del oro va a estallar y creo que va a ser un escándalo aún mayor, siendo una situación financiera de ámbito mundial.




Hiperinflación:

La gran pregunta es, y yo no sé la respuesta ¿a que el nivel de inflación, 5%, 10%, 15%, 20% cunde el pánico? Lo que sé es que cuando llegas allí, todo el mundo tiene pánico a la vez.

Tienes una situación donde la gente compra cosas, sólo para deshacerse de los billetes.

Si el dólar de EE.UU. tuviera hiperinflación, las consecuencias serán profundas porque podemos ir a Zimbabwe y ver el impacto de la hiperinflación pero ¿qué pasa cuando la moneda mundial de reservas, tiene hiperinflación? Nunca hemos estado en esta situación. Es imposible predecir lo que va a suceder. Pero la lógica nos dice que si el dólar de EE.UU. tuviera hiperinflación la mayoría, si no todas las monedas sufrirán graves problemas económicos, porque al final las existencias de todas estas monedas son básicamente dólares.

La gente, comienza repentinamente a tener un instinto gregario, comienzan a percibir las cosas. Y esto puede suceder de un día a la noche. Yo diría que es imposible saber cuándo sucederá esto pero corremos el riesgo y yo suelo usar una metáfora: "Un día despertaremos y descubriremos que estamos en un mundo muy diferente". Puede que no sea en una mañana. Puede ser una semana, un mes, no lo sé pero cuando sucede, sucede rápidamente ...

Este período implica un gran dolor económico. Muchas personas actualmente jubiladas en los EE.UU. tendrían que conseguir un trabajo. El fondo de pensiones desaparecería, iría a la quiebra porque creían en un esquema piramidal como el de Madoff Bernie.

¡Es como si tuviéramos todas las monedas apostadas en el Titanic y ahora vamos todos hasta el fondo! Si hay una pérdida de confianza en los dólares estadounidenses y creo que esto va a pasar en esta década. Ha ocurrido antes. La historia se repite.






Un aviso. En los últimos minutos del documental “The End of the Road” se hace una apología de “compre usted oro como su tabla de salvación”, respecto a lo cual quiero dejar bien claro que no estoy de acuerdo, porque es una solución individualista, y discriminatoria respecto a los que menos tienen. Vicente Ferrer lo llamaba, el síndrome del Titanic "O nos salvamos todos o no se salva nadie".

Aunque este documental termina de un modo que no me gusta, lo he incluido porque en general si explica de forma contundente el grave “problema” en el que estamos, tal y como se resalta en las frases anteriores.









Pase lo que pase, nadie ha pretendido aquí crearle zozobra, sino CONCIENCIA. El Sol va a salir millones de años más. Y lo veremos con o sin “papeles monedas”. Mucho peor sería que alguien contaminase por siglos (ya sea con fracking, o con nucleares) aquello que nos da la vida:

El agua, la tierra y el Sol.













4 comentarios:

Sir Torpedo dijo...

Gracias por su trabajo, es la primera vez que escribo aquí pero le leo siempre desde "The oil Crash".

Saludos

PD: me tomo la libertad de poner un link en Burbuja pero allí ya estamos convencidos.

renovablessinlimites dijo...

Hola Sir Torpedo.

Sé que a mucha gente, no le digo nada que ya no sepan. El problema es mucha más gente no quiere oir nada que sean malas noticias.

Hasta cierto punto es normal, como un mecanismo de defensa. Todos necesitamos normalidad en nuestras vidas.

Para otros el razoniamiento es más sencillo: "¿Puedes hacer algo para evitarlo?" Tú dices: "No" y él contexta: "¡Entonces, ¿para qué preocuparse?"

Aunque el razonamiento es válido, provoca la inacción preventiva que es de lo que irá el siguiente post.

Saludos.

Camino a Gaia dijo...

Ha pasado el tiempo de preocuparse sobre si nos van a considerar apocalípticos o catastrofistas.
Por mucho miedo que provoquen estas reflexiones, está claro que no provocan el suficiente.

renovablessinlimites dijo...

Para quien se haya quedado con ganas de más, pero que sea relativamente reciente, dos piezas interesantes:

http://actualidad.rt.com/economia/view/122686-crisis-financiera-2014-inevitable

Cuarto milenio. La conspiración de la crisis.