Blog con el ideal de ofrecer información de base (atemporal) sobre tres temáticas claves: 1) el imparable crecimiento de las energías renovables como único camino posible hacia un sistema energético sostenible 2) el ahorro y la eficiencia como parte fundamental de ese camino 3) la dificultad cada vez más actual del cambio climatico y del pico del petróleo o seguridad energética.

martes, 30 de noviembre de 2010

ESTAMOS VIVIENDO UN PERIODO CRUCIAL.

“Estamos viviendo un periodo crucial. Los científicos nos dicen que solo tenemos 10 años para cambiar nuestros modos de vida, evitar de agotar los recursos naturales e impedir una evolución catastrófica del clima de la Tierra.

Cada uno de nosotros debe participar en el esfuerzo colectivo, y es para sensibilizar al mayor número de personas que realicé la película HOME.”


Este es el manifiesto del fotógrafo Yann Arthus-Bertrand creador del filme HOME, un documental espectacular basado en bellas y esclarecedoras vistas aéreas, pero a su vez su principal mérito, es quizás, su estructura y su contenido que invitan a la inspiración y a la reflexión.

Yann Arthus-Bertrand tuvo además la “idea loca” de producir esta película de tan alta calidad, sin querer obtener el más mínimo beneficio económico, lo cual de por si, era imposible sin la implicación de un mecenas, como fue el grupo PPR. Y para darla a conocer se eligió el 5 de Junio de 2009, Día Mundial del Medio Ambiente, para proyectarla en cines de 50 países, además de Internet.

Como otros tantos documentales, pretende llegar a todo tipo de gente cualesquiera, sean o no medioambientalistas. Pero tiene una característica distinta. Su tono es casi de súplica. Los seres humanos, somos los únicos culpables de los enormes desequilibrios que estamos cometiendo, y que hacen peligrar nuestra propia existencia. Pero la voz en off, habla como si fuese un viajero observador no Terrestre, que pretende advertirnos por nuestro propio bien.

Repaso a continuación, la exposición hecha en el documental, de los distintos agotamientos y explotaciones que los humanos estamos acometiendo, y los principales peligros hacia los que nos dirigimos si no cambiamos.


Es esta "bolsa de Sol” la que nos liberó de trabajar la tierra. Con el petróleo nació la era del hombre que se emancipó del tiempo.


Todo se acelera. Esta ciudad, Shenzhen, en China, con sus centenares de rascacielos y sus millones de habitantes, todavía era una aldea de pescadores hace apenas 40 años.



Este es el nuevo compás que marca nuestros tiempos. El reloj de nuestro mundo late ahora al ritmo de estas máquinas infatigables posadas sobre la "bolsa de Sol". Su ritmo regular nos tranquiliza. El menor hipo nos sume en el desasosiego. El planeta entero escucha este murmullo que mece nuestras esperanzas y nuestras ilusiones. Ellas proliferan con nuestras necesidades, nuestros deseos, siempre insaciables, y nuestros despilfarros. Sabemos que el final de este petróleo barato está anunciado, pero no lo queremos creer.


Todo se acelera. Los astilleros navales fabrican en cadena buques petroleros, portacontenedores y metaneros, para responder a la demanda de una producción industrial globalizada. Desde 1950 los intercambios internacionales se han multiplicado por 20.


Desde 1950, las capturas de peces han pasado de los 18 a los 100 millones de toneladas por año, es decir, se han más que quintuplicado.


En Arabia Saudi, el sueño de una agricultura industrial en el desierto se ha esfumado. Estos puntos claros que parecen parte de una labor de retales, son parcelas abandonadas. Los carruseles de irrigación siguen estando ahí, la energía para bombear el agua también. Pero el agua fósil se agota.


Desde los años 60, la deforestación se acelera incesante. Cada año trece millones de hectáreas de selva tropical, desaparecen convertidas en humo y madera. La selva tropical más grande del planeta, la Amazónica, ha perdido ya un 20% de su superficie. La selva deja paso a la cría de ganado, y a los cultivos de soja. El 95% de esa soja, servirá para alimentar el ganado y las aves de corral, de Europa y Asia. He aquí como una selva se transforma en carne. Soja. Aceite de palma. Eucalipto. La deforestación destruye lo esencial para producir lo superfluo.


No cambiamos nuestro modelo. ¿Hay riesgo de que nos falte petróleo? Aún podemos extraer el petróleo mezclado con arenas asfálticas de Canadá. Los camiones más grandes del mundo, trasladan la arena por miles de toneladas. La removemos, la calentamos, la decantamos. Gastamos millones de metros cúbicos de agua para separar el asfalto de la arena. El gasto de energía es colosal. La contaminación catastrófica. Nada parece más urgente que vaciar las “bolsas de Sol”.



Transporte, industria, deforestación, agricultura. Nuestras actividades lanzan cantidades gigantescas de dióxido de carbono. Sin darnos cuenta en lo más mínimo, molécula por molécula, hemos alterado el equilibrio climático de la Tierra. Todas las miradas se vuelven hacia los polos. En ninguna otra parte es más visible el tan anunciado cambio climático. Y va deprisa. Muy deprisa. El paso del Noroeste que conecta a través del polo, América, Europa y Asia, se está abriendo. El hielo de la banquisa Ártica se funde. Su superficie en verano se estrecha de año en año. Podría desaparecer antes de 2030. Algunos predicen que en 2015. Muy pronto, en verano, esas aguas quedarán libres de hielo varios meses al año.


En la superficie de Groenlandia, los lagos eclosionan en el paisaje. El casquete glaciar ha comenzado a fundirse a un ritmo que, hace menos de 10 años, ni los científicos más pesimistas imaginaban. Los bédières. Estos ríos glaciares, se multiplican, se unen, y excavan la superficie. Se creía que sus aguas se congelaban en las profundidades del casquete. Al contrario. Fluyen hasta debajo del hielo, arrastrando el casquete que se desliza más rápidamente hacia el mar, donde se parten icebergs.

Groenlandia retiene en sus hielos el 20% del agua dulce del planeta. Si se funden, provocarían una elevación del nivel de los mares de casi 7 metros. Los habitantes de las islas bajas, como aquí en las Maldivas, son los primeros amenazados. Algunos buscan ya nuevas tierras de acogida.


El reloj del cambio climático está aquí, en estos grandiosos paisajes. Estamos en Siberia, donde como en otros lugares del globo, hace tanto frío que el suelo esta permanentemente helado. Ese suelo se llama permahielo. Bajo su superficie, se esconde una auténtica bomba climática. El metano. El metano es un gas de efecto invernadero 20 veces más potente que el dióxido de carbono. Si este permahielo se fundiese, la liberación del metano provocaría una aceleración del efecto invernadero cuyas consecuencias nadie puede predecir, y que nos conduciría a un planeta desconocido. La humanidad no cuenta con más de 10 años para invertir la tendencia, y evitar cruzar la frontera hacia esa Tierra desconocida que ya no sería la nuestra.


He aquí una teoría sobre la historia de los pascuenses, los habitantes de la isla de Pascua. Ella tal vez nos lleve a reflexionar. Aquí, en la isla más aislada del mundo, los pascuenses agotaros sus recursos hasta agotarlos. Su civilización no sobrevivió. En estas tierras había las palmeras más altas del mundo. Han desaparecido. Los pascuenses cortaron hasta la última, y a continuación tuvieron que sufrir la erosión generalizada de su suelo. Los pascuenses ya no podían pescar. No quedaban más árboles para construir canoas. Fue una de las más brillantes civilizaciones del Pacifico. De agricultores hábiles. Escultores y navegantes excepcionales. Pero les atenazó la superpoblación y el agotamiento de los recursos.

El auténtico misterio de la isla de Pascua, no es saber como llegaron esas extrañas estatuas a la isla. Ya lo sabemos. Es comprender por qué los pascuenses no reaccionaron a tiempo.


video

Fragmento de la película Rapa Nui.



A continuación puedes ver, una selección de los mejores fragmentos del documental, enlazados sin romper el hilo de la exposición en un video-resumen de 45 minutos, que conceptualmente comprende todo el documental entero. Por supuesto, si prefieres verlo completo, puedes hacerlo en el siguiente enlace.

http://www.tu.tv/videos/documental-home-espanol-espana-juan-e









Por último quiero terminar esta entrada, con las reflexiones personales del propio Yann Arthus-Bertrand, que aporta un análisis directo a la necesidad de concienciarnos verdaderamente, y cambiar cada uno en aquello que pueda, porque nos queda poco tiempo.

El reto es enorme, pero es una gran oportunidad para los que vivimos en esta época.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, parece que alguien se ha mosqueado por la difusión de los vídeos. Tal vel no se pretendía ganar nada con la peli, pero sí que se molestan si la quieres ver sin pagar. ¿Alguien lo entiende?

Una pena

Anónimo dijo...

...perdón, en realidad lo que quieren es que la veas en su cuenta de youtube, está gratis e incluso en alta definición, pero no tienen la versión con la voz en off de Echanove sino un doblaje con español latinoamericano.

También en inglés con subtítulos

http://www.youtube.com/user/homeproject

renovablessinlimites dijo...

Hola.

En realidad, no es que alguien revise todo lo que se sube a youtube, sino que parece que tienen un programa automático que identifica similitudes entre el video subido y la pelicula original. Me enviaron un correo con dicha indicacion, pero sin embargo, como no me prohibía la visualización (por ser "propietario" del video subido), no lo hice caso.

Estoy tratando de subir en alguna otra página, el video resumen de HOME de 45 minutos (del que nace esta entrada). Después actualizaré el post.

Salu2