Blog con el ideal de ofrecer información de base (atemporal) sobre tres temáticas claves: 1) el imparable crecimiento de las energías renovables como único camino posible hacia un sistema energético sostenible 2) el ahorro y la eficiencia como parte fundamental de ese camino 3) la dificultad cada vez más actual del cambio climatico y del pico del petróleo o seguridad energética.

domingo, 3 de agosto de 2014

BESLÁN: 171 NIÑOS – GAZA: 329 NIÑOS



Recuerdo cuando vi en estreno “La lista de Schindler”, en una de esas veces que antes ibas al cine solo. Era el año 1993, y por entonces yo contaba con 21 años. Me impresionó tanto que decidí comprarme el libro en versión de bolsillo. Recuerdo que en alguno de los momentos álgidos, mis ojos empezaron a cargarse y por supuesto movido por mi propia vergüenza, me “reincorporé mentalmente” para no dejar escapar una pequeña lágrima. Nunca más he tenido ánimo de volver a verla entera otra vez, aunque si a cachos en alguna de las posteriores emisiones por TV.

Desde que somos niños, nuestros padres nos enseñan lo que está bien y lo que está mal. Sin embargo según nos vamos haciendo adultos, parece que nos olvidamos esa dicotomía entre “el bien y el mal” a la que incluso consideramos infantil, y lo que antes era una línea separatoria clara como una raya pintada en el suelo, ahora se vuelve mucho más difusa según hemos ido avanzando por la vida.

Esta película parecía que establecía de nuevo en nuestros corazones una definición clara e inequívoca de que lo que es el bien, y lo que es el mal, ya que nos mostraba ambos conceptos opuestos, en su máximo exponente.

Uno de los momentos más conmovedores de la película, es cuando Schindler observa desde una zona alta, la liquidación del gueto de Cracovia, y ve una niña que destaca por su vestido de color rojo, con respecto al resto de imágenes en blanco y negro en toda la película.



Spielberg dijo que la escena estaba destinada a simbolizar cómo los miembros de los más altos niveles de gobierno en los Estados Unidos sabían que el Holocausto estaba ocurriendo, pero no hizo nada para detenerlo. "Era tan obvio, como una niña que llevaba un abrigo rojo, caminando por la calle, y sin embargo, nada se hizo para bombardear las líneas ferroviarias alemanas. Nada se hizo para reducir la velocidad ... la aniquilación de los judíos europeos", dijo . "Así que ese fue mi mensaje, al dejar que esa escena fuese en color".

Párrafo tomado de http://en.wikipedia.org/wiki/Schindler%27s_List

Entrevista a Steven Spielberg: http://youtu.be/fAM5q837enk?t=1m18s

También podemos preguntarnos, que grado de conocimiento-responsabilidad tenían los propios alemanes. Los que vieron partir los trenes, podían intuir el destino de esos trenes que iban repletos y volvían vacíos. El odio hacia los judíos lo impregnó todo, y ese fue el sentir general. Pero quiero pensar que entre los alemanes también hubo mucha gente buena, solo que estaban en una situación, también muy difícil. Ahora es muy fácil acusarles por no ser héroes que se opusieran a las fuerzas del orden vigente.



Mucho más reciente, tenemos otro ejemplo de maldad máxima e inequívoca en la masacre perpetrada en la escuela de Beslán, donde murieron 370 personas, de las cuales 171 fueron niños.



Beslán fue un acto terrorista con una componente odiosa de una muerte anunciada (a semejanza con lo sucedido a Miguel Ángel Blanco en nuestro país), y llevada a cabo durante una tétrica espera, de muchas horas de desesperación para los padres de esos niños.

Cuando uno se pone a pensar que es lo más valioso que una persona puede poseer, la respuesta habitual es la propia existencia, y en base a esa creencia, un atracador fácilmente convence a la persona atracada con el famoso interrogante de “¿la bolsa o la vida?”.

Evidentemente este pensamiento es falso para aquel que sea padre-madre. ¿Cuántas veces hemos oído noticias de un padre que se lanza sin pensárselo a un peligro, al haber caído su vástago previamente? Por lo tanto, hay algo todavía más valioso que la vida propia, y es la vida de un hijo, y así pues cualquier noticia de muertes de niños, que además tiene el agravante de ser intencionadamente deliberado, será siempre un acto execrable.



Dicho lo cual, y dejando a un lado los sentimientos, en Gaza estamos asistiendo a una clara violación de uno de los convenios de Ginebra (al que Israel está adscrito), que la Wikipedia resume con este párrafo:

IV Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra: Este tratado se refiere a la protección general del conjunto de la población de los países en conflicto, sin distinción alguna, contra ciertos efectos de la guerra. Contiene las mismas disposiciones generales que los otros tres convenios. Las partes en conflicto podrán, de común acuerdo designar zonas neutralizadas para los heridos y enfermos, combatientes o no, y para las personas civiles que no participen en las hostilidades. Los heridos y los enfermos, así como los inválidos y las mujeres encinta serán objeto de protección y de respeto particulares. En ningún caso podrá atacarse a los hospitales, pero estos deberán abstenerse de efectuar actos perjudiciales para el enemigo. También se respetaran los traslados de heridos y de enfermos civiles, de los inválidos y de las parturientas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Convenios_de_Ginebra


Frente a lo anterior, el pasado 30 de Julio nos llega una noticia como esta:



http://www.europapress.es/internacional/noticia-unrwa-asegura-ataque-israeli-contra-escuela-afrenta-verguenza-universal-20140730152554.html

Y ocasiona más estupor, que este ataque fue hecho tras el lanzamiento de millones de octavillas pidiendo a la población que salieran de sus casas.


https://twitter.com/WilliamsJon/status/494464463370608640/photo/1



La cuestión es que es ya la tercera vez que se ataca una escuela de UNRWA. La primera vez fue el 24 de Julio, y la tercera hoy Domingo 3 de Agosto, donde la ONU ha elevado sus calificativos a “ultraje moral y un acto criminal”.

http://www.acnur.org/t3/noticias/noticia/ban-condena-el-ataque-a-una-escuela-de-la-unrwa-en-gaza/

http://www.theclinic.cl/2014/08/03/la-onu-condena-ataque-contra-su-escuela-en-rafah-es-un-ultraje-moral-y-un-acto-criminal/


Los ataques por bombardeo a población civil, ya han matado a 329 niños. Gaza no es cualitativamente semejante a Beslán (un acto de mucha más maldad intrínseca), pero sus efectos si son cuantitavamente superiores. 329 niños inocentes muertos, y muchos más heridos y traumatizados. La cifra va creciendo día y día. Puedes obtener la actual, cambiado el siguiente enlace con la fecha del día de ayer.

http://www.ochaopt.org/documents/ocha_opt_sitrep_03_08_2014.pdf


Cuando el número de muertos era todavía menor al millar, hay quien hizo la siguiente comparativa numérica:


https://twitter.com/RaniaKhalek/status/493081480932098048/photo/1



Sin necesidad de hacer una comparativa proporcional respecto a la población total de Israel, si imaginamos que nos llegara la noticia de que algún país o algún grupo terrorista, hubiera cometido una matanza dentro del Estado de Israel, sobre 1033 personas civiles de los cuales 329 fueran niños (es decir, el número de víctimas civiles absoluto, a día de hoy en Gaza) estoy seguro de que en todo el mundo se estaría hablando del sufrimiento del "segundo holocausto", y de la lamentación del "¿por qué otra vez?".



Vista la tibia condena internacional ante lo que estamos asistiendo, merece la pena recordar una de esas frases que lo dicen todo.



Pero el problema en la actualidad es doble. No solo es de esperar que todo hombre de buena voluntad con prestigio intachable, condene todo mal acontecido en el mundo. Sino que vivimos una época donde todo parece ser política e intereses.

En esta época de promocionada división bipolar de pensamiento, Madrid – Barça, izquierdas – derechas, creyente – ateo, no existe lugar para la más mínima ecuanimidad. Todo tiene que ser antagónico y pensamiento único, sin que exista la más mínima oportunidad para unos valores que en la actualidad son menospreciados: honestidad y respeto.



Y perfecto ejemplo de todo esto que digo, fue la grave acusación que hizo el pasado viernes la portavoz de la embajada de Israel en España, Hamutal Rogel, sobre la corresponsal de TVE Yolanda Alvarez, acusándola de ser "correa de transmisión de Hamas", y de realizar "activismo propagandístico".

Una acusación así (tan grave, y sin ninguna prueba de lo que se está acusando) es precisamente justo lo que se critica, y la indignación entre todos los periodistas no se hizo esperar. El Consejo de Informativos de TVE, dio las gracias a Álvarez por su labor, y emitió un comunicado en el que "expresa su rechazo e indignación ante los ataques vertidos por la portavoz de la embajada de Israel en España contra nuestra corresponsal en Jerusalén y enviada especial a Gaza, Yolanda Álvarez [...] como un intento de amordazar y coaccionar a una periodista independiente, de un medio público español"

Parte de este comunicado, califica a la acusación de cuasi-delictiva:


http://extra.rtve.es/cinftve/COMUNICADOapoyoYOLANDA.pdf



Frente a todo lo dicho, nuevamente parece que no se puede criticar todo lo que es claramente criticable, sin ser un antisemita. Ni Yolanda Alvarez es antisemita, ni un servidor. Tan solo es cuestión de ecuanimidad: una vida vale lo mismo que otra vida.

Condeno desde este humilde blog a Hamas por cada vez que mata (o ha matado) a una familia israelí. Lo que pasa es que el pecado de unos, es más de 100 veces superior al del otro, y es justificado como acción preventiva. ¿En que mente cabe esto?

En la siguiente página se reconoce que los ataques Hamas son indiscriminados, pero los de Israel son milimétricamente dirigidos (a una escuela por ejemplo), gracias a su tecnología.

Es verdad que los misiles básicos de Hamás no poseen ningún equipo de precisión y, por supuesto, sus ataques son indiscriminados. Esto no se discute. Por su parte, Israel posee tecnologías avanzadas y armas de alta precisión que permiten disminuir la cantidad de víctimas entre los civiles.

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/135552-desmentir-mitos-retorica-israeli-gaza



En las leyes de casi todos lo países, esta tipificado como delito penal, una simple lesión para la vida, integridad física o salud de las personas.

Cualquier persona de buena voluntad, de cualquier raza, pensamiento, religión (o ateo), entiende y proclama que en cualquier conflicto, las vidas de los civiles (no digamos los niños) son algo sagrado.

Nadie tiene derecho a acabar deliberadamente con una sola vida inocente. De lo contrario, usted también podría ser matado mañana mismo. Cada vida inocente debe seguir su curso.


https://www.flickr.com/photos/davidsegarra/sets/72157644285799106/

Si es usted un judío de buena voluntad, le tiendo una mano. Debería ver mis palabras claras como el agua, y le pido (porque tiene más valor que mis palabras) que condene en su blog, o grupo de amigos, lo que está sucediendo. De corazón le insto a ello.

La alternativa es que siga todo el show de la política, la propaganda, el pensamiento único de "los míos o contra mí", pero sobretodo y más que nada, la MALDAD de matar a niños inocentes, y sin que nadie haga nada (como dijo Spielberg) por evitarlo.

Una línea trazada en el suelo, tan obvia como una niña que lleva un abrigo rojo.







5 comentarios:

ojo por ojo y todos ciegos dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=oafPi_Is9N4
letra en el comentario

renovablessinlimites dijo...

Sabía que pasaría esto.

¿Para usted no hay un judío bueno? ¿Ni uno solo? Pues usted mismo se autodefine.

Yo si creo que habrá al menos algunos, que estén plenamente en contra de las miles de muertes que está provocando Israel, pero que no tienen la valentía de decirlo públicamente y sin anonimato.

Por si no se ha enterado, mi post pretende tender la mano a este "imaginario" grupo personas "inexistente".

renovablessinlimites dijo...

En un solo día, el título se ha quedado desfasado. Ya se cuentan 377 niños muertos:

http://www.ochaopt.org/documents/ocha_opt_sitrep_04_08_2014.pdf

jj sastre dijo...

Habría que distinguir entre el estado de Israel y sus ciudadanos. Me imagino que habrá una gran minoría que nomestá de acuerdo con lo que está pasando en Gaza pero no tienen prácticamente voz.
El odio vede mucho.hay que dejo izar al enemigo para que lo podamos odiara a partir de ahí justificar los desmanes.
De todas formas creo que la gente nacemos personas. Es la educación que recibimos luego la que nos hace judíos musulmanes cristianos palestinos...etc. Creo que los judíos dan una formacion en la que procuran destacar unas tradiciones y unos aspectos étnicos muy marcados, que condiciona bastante la forma de ser y pensar de la gran mayoría de ellos.
Hay una película que trata el tema. El hijo del otro en la que al nacer dos bebes uno judío y otro palestino son cambiados por error...
Las tradiciones, la historia... Están bien siempre que no sirvan para crear enemistades odios y complejos de superioridad, ( el pueblo elegido)
Ahora se ha fabricado mucho odio y el problema tiene difícil solución, mientras las grandes naciones, llenas de valores miran para otro lado.
Personalmente siento asco
Un abrazo
j

renovablessinlimites dijo...

Que alguien haga un comentario del tipo "Hola soy Iam [nombre israelí], y estoy completamente en contra de la campaña de muerte israelí, y siento vergüenza por lo que le estamos haciendo a los seres humanos palestinos", para mi valdria mil veces más, que cualquier palabra que yo o tú podamos decir.

Me ha alegrado un pequeño punto positivo, haber encontrado esto.

https://www.youtube.com/watch?v=Mg0DIfVKQnc



Pero luego he visto esto otro, y me ha bajado 8 puntos de golpe. IMPRESCINDIBLE.

"No me volváis a hablar de paz" Asmá al-Ghoul


http://www.guerraeterna.com/no-me-volvais-a-hablar-de-paz


Asmá al-Ghoul, no es para nada sospechosa de trabajar para Hamas.

Breve reseña bibliográfica: En febrero de 2011, al-Ghul dijo que fue golpeada mientras cubría una manifestación que expresaba solidaridad entre los palestinos y los egipcios.

En marzo de 2011, al-Ghul y otras siete periodistas palestinas dijeron que fueron golpeadas y torturadas por las fuerzas de seguridad de Hamás al tratar de cubrir las manifestaciones que piden a Hamas para buscar una reconciliación pacífica con Fatah. El gobierno de Hamas se disculpó más tarde por algunos de los ataques y prometió iniciar una investigación.

A la edad de 18 años, al-Ghul ganó el premio de Literatura Jóvenes Palestinos. En 2010, recibió un premio Hellman / Hammett de Human Rights Watch , cuyo objetivo es ayudar a los escritores "que se atreven a expresar ideas que critican la política pública oficial o las personas en el poder." Su obra ha sido traducida al Inglés, Danés y coreano.